Ley de Cuotas: la deuda pendiente del sistema político con las mujeres chilenas

En las próximas elecciones parlamentarias del 19 de noviembre debutará la Ley de Cuotas, N° 20.840, la que obliga a los partidos políticos a presentar listas de candidatos equilibradas entre hombres y mujeres, no debiendo superar el 60% de ninguno de los sexos. La medida, busca impulsar la igualdad de derechos con el objetivo de superar el desequilibrio que hoy existe en el Parlamento y que impide a mujeres acceder a cargos de elección popular en igualdad de condiciones.


 

La llamada Ley de Cuotas, N° 20.840, establece que hasta el año 2029 los candidatos hombres o mujeres no pueden superar el 60% del total presentado a las elecciones definitivas. A su vez, de acuerdo con la Ley 18.700, “este porcentaje será obligatorio y se calculará con independencia de la forma de nominación de las candidaturas. La infracción de lo señalado acarreará el rechazo de todas las candidaturas declaradas a diputados o senadores, según corresponda, del partido que no haya cumplido con este requisito”.

Para el presidente de Fundación Participa, Daniel Ibáñez, la medida es positiva, ya que “actualmente sólo el 15% de los integrantes de la Cámara de Diputados son mujeres y en el caso del Senado, sólo existen seis representantes del género femenino (de un total de 38 senadores). Por ello, la implementación de esta nueva norma no solo constituye un triunfo para ellas, sino que es además, una victoria y un avance para la sociedad en su conjunto, pues permite profundizar nuestra democracia al acelerar la inclusión de las mujeres en la política y en la toma de decisiones”. Sin embargo, también constituye un desafío para los partidos políticos. En este sentido, Ibáñez agrega que “el primer desafío que enfrentan hoy los conglomerados tiene relación con su capacidad de cumplir con la cuota que establece la ley en sus listas parlamentarias, pues el incumplimiento puede implicar el rechazo de todas las candidaturas inscritas por la respectiva colectividad.

Sin embargo, el mayor reto es que los partidos internalicen la importancia y la necesidad de que las mujeres se tomen espacios de decisión política, se preocupen de preparar y formar candidatas competitivas, las lleven en distritos o circunscripciones donde puedan efectivamente competir, apoyarlas con recursos, entre otras medidas importantes, y no sólo las incluyan para cumplir con la normativa, sino que exista una voluntad política real de que las mujeres logren incidir en espacios como el Congreso Nacional”.

Por su parte, Paola Cabezas, socia directora de Cabezas Abogados, resalta que la nueva ley “es un compromiso de los estados americanos con cumplir con la Convención de Naciones Unidas contra la eliminación de toda forma de discriminación contra la mujer”. Además, agrega que no solo traerá más mujeres al Congreso, sino que también “la renovación necesaria que tanto necesitamos en medio de la peor crisis política que ha tenido el país, con escándalos de corrupción nunca antes vistos”. Del mismo modo, agrega la abogada que “también permitirá la entrada de nuevos actores al Congreso que no le deben favores a nadie, que no han sido financiado por nadie y que, por tanto, tendrán la independencia necesaria para legislar sin miedo a nada.

Del mismo modo, permitirá que aquellos que llevan años en sus distritos den paso a ideas frescas en la política chilena”.

Disposiciones de la Ley

La Ley 20.840 fue publicada en mayo de 2015 y estableció de modo temporal (hasta 2029) la exigencia para los partidos políticos de que ni los candidatos hombres ni las candidatas mujeres superen el 60% del total de candidatos presentados. Según el artículo 3° bis, inciso 5°, Ley 18.700: “De la totalidad de declaraciones de candidaturas a diputado o senador declaradas por los partidos políticos, hayan o no pactado, ni los candidatos hombres ni las candidatas mujeres podrán superar el sesenta por ciento del total respectivo. Este porcentaje será obligatorio y se calculará con independencia de la forma de nominación de las candidaturas.

La infracción de lo señalado precedentemente acarreará el rechazo de todas las candidaturas declaradas a diputados o a senadores, según corresponda, del partido que no haya cumplido con este requisito”.

En relación con la aplicación de estos porcentajes máximos por sexos, el Consejo Directivo del Servicio Electoral (Servel) acordó, en la sesión de fecha 17 de abril de 2017, dictar las siguientes instrucciones: Respecto de la aplicación de porcentajes por sexo en las elecciones definitivas

1. El porcentaje máximo de 60% debe cumplirse a nivel de cada partido político. Lo anterior, independientemente de que un partido político participe en un pacto. Incluso en este caso la exigencia es a nivel de cada partido que integre el pacto.

2. El porcentaje máximo aplica a nivel de la totalidad de las declaraciones de candidatos presentados en todas las regiones.

3. El porcentaje máximo debe cumplirse por separado a nivel del total de candidatos presentados a las elecciones definitivas de senadores y a nivel del total de candidatos presentados a las elecciones definitivas de diputados.

4. En todos los casos la totalidad de declaraciones es calculada independientemente de la forma de nominación, esto es, candidatos que hayan sido elegidos previamente en una elección primaria y/o candidatos que hayan sido elegidos a través de otros mecanismos.

5. A mayor abundamiento, “la totalidad de declaraciones de candidaturas a diputado o senador declaradas por los partidos políticos”, sobre la cual se calculará el porcentaje de hombres y mujeres se entenderá como:

6. Partido individual: las declaraciones de candidaturas del partido y las nominadas en elecciones primarias.

7. Partido dentro de pacto: las declaraciones de candidaturas del partido más las declaraciones de candidatos independientes asociados a dicho partido más las candidaturas del partido nominadas por elecciones primarias.

8. La calificación del sexo se hará según lo informado por el Servicio de Registro Civil e Identificación, información que consta como dato electoral del candidato (a) en el Registro Electoral.

9. Tal como señala la ley, la exigencia del máximo del sesenta por ciento será aplicable sólo para las elecciones parlamentarias de los años 2017, 2021, 2025 y 2029.

Independientes en pacto y porcentajes por sexo

Si los partidos políticos que conformen un pacto electoral deciden declarar candidatos independientes en las elecciones parlamentarias, éstos sólo podrán participar en el pacto como asociados a uno de los partidos pactantes. Ellos se sumarán a los candidatos afiliados a dicho partido político para los efectos de establecer la totalidad de las candidaturas declaradas para la aplicación de los porcentajes de sexo exigidos.

Aceptación o rechazo de las declaraciones de candidaturas y porcentajes por sexo

1. De acuerdo con la Ley 18.700, artículo 3° bis, inciso 5° “La infracción de lo señalado precedentemente acarreará el rechazo de todas las candidaturas declaradas a diputados o a senadores, según corresponda, del partido que no haya cumplido con este requisito”, incluyéndose en el rechazo también las candidaturas nominadas en elecciones primarias.

2. Dentro del plazo de los diez días siguientes al vencimiento del término para declarar candidaturas a parlamentarios, el Consejo Directivo del Servicio Electoral verificará primero el cumplimiento del requisito del porcentaje de sexos exigido a cada partido político y constatado aquél se procederá a revisar cada declaración en su propio mérito individual.

3. Si un partido no hubiere cumplido con el porcentaje de sexo, se otorgará un plazo de 4 días hábiles contado desde la remisión del correo electrónico para que el partido afectado cumpla los requisitos “ya sea retirando candidaturas o declarando otras nuevas” lo que podrá hacer solo con afiliados al partido o independientes asociados al partido.

4. En caso de pacto electoral, los partidos políticos que lo integren deberán revisar y constatar al momento de la declaración de sus candidaturas, que ellas se ajustan al porcentaje de sexos dispuesto en el inciso 5°del artículo 3° bis de la Ley 18.700. Si alguno de ellos ve rechazadas la totalidad de sus candidaturas podrá retirar o declarar otras nuevas sólo con las firmas de su respectivo Presidente y Secretario General.

 

Recomienda este artículo
  • gplus
  • pinterest

Sobre el Autor

Editor Política & Economía