Las novedades del acuerdo que profundiza el TLC Chile-China

Luego de tres rondas de negociaciones y con la presencia de la Presidenta Michelle Bachelet y del Presidente Xi Jinping, Chile y China firmaron el 11 de noviembre pasado la profundización del Tratado de Libre Comercio bilateral (TLC) que rige desde 2006. La ceremonia de suscripción del documento se realizó en el marco de la XXV Cumbre de Presidentes de la APEC, realizada Da Nang, Vietnam. De este modo Chile suma un nuevo hito en su relación comercial con China, y se constituye como el primer país del mundo en profundizar un TLC con el gigante económico oriental.


El nuevo acuerdo Chile-China que profundiza el Tratado de Libre Comercio (TLC) bilateral fue firmado por el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, y por el ministro de Comercio de China, Zhong Shan. Ambos gobiernos dijeron que se trata del acuerdo de liberalización más avanzado que ha negociado China hasta ahora, debido a la complementariedad de sus economías.

“Desde la firma del acuerdo de libre comercio con China en 2005, nuestro intercambio bilateral se ha cuadriplicado y con el protocolo de profundización firmado hoy, incorporamos la economía digital y de servicios”, destacó la Presidenta Michelle Bachelet.

China es el principal socio comercial de Chile, sumando un intercambio total para el año 2016 de US$ 31.474 millones. El gigante asiático fue el año pasado el principal destino para las exportaciones chilenas, con envíos por US$ 17.293 millones (6,6% superior a lo registrado el período anterior).
El sector no cobre que más ha crecido desde la entrada en vigor del TLC con China, ha sido el de productos agropecuarios, con un promedio por año de 42,7%. En 2016 superó los US$ 1.324 millones, es decir 35 veces más que en 2006.

Otro sector que ha destacado es el de los alimentos, que se han multiplicado 14 veces desde la entrada en vigor del TLC, llegando a los US$ 1.799 millones en 2016.

De paso, Chile se convirtió en el principal proveedor de fruta fresca de China y es proveedor número uno en arándanos frescos (US$ 76,7 millones), cerezas frescas (US$ 647,8 millones) y vino a granel (US$ 55 millones).
Otro sector pujante es el de los servicios. Durante 2016, las exportaciones de servicios hacia China totalizaron cerca de US$ 2,3 millones. Los servicios más destacados fueron los de “asesorías” (US$ 695.000), “mantenimiento y reparación” (US$ 691.000) y “logísticos” (US$ 351.000).

El impulso del Presidente Xi

El proceso para arribar a este acuerdo lo dio en 2015 el propio Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, quien estuvo en Chile ese año, en visita de Estado. Entonces, suscribió un memorándum de entendimiento con la Presidenta Bachelet, que dio inicio al proceso.
Continuó con tres rondas de negociación y en agosto de 2017 las partes dieron por concluida la negociación técnica, a la que siguió la revisión legal del acuerdo, que culminó la última semana de octubre, dejando el texto listo para ser firmado.
“Incluimos áreas tan relevantes como comercio electrónico, un capítulo de facilitación de servicios, política de competencia, entre otros ámbitos, muchos de ellos de última generación”, explicó la directora general de la Dirección de Relaciones Económicas de la Cancillería (Direcon), Paulina Nazal.

Ámbitos de la profundización

A continuación, se resumen los principales ámbitos que abarca la profundización del TLC con China.

1. Comercio de bienes: se acordó incorporar acceso preferencial para un número de productos que no se consideraron en el TLC de 2006. Por parte de China la rebaja es para 30 ítems arancelarios del sector forestal, en un periodo de tres años (tableros de madera, algunas maderas estratificadas y contrachapadas, y ciertos productos de pino radiata, tales como marcos, paletas, barriles). A cambio de ello Chile otorgará acceso libre de aranceles para 24 ítems originarios de China, entre ellos azúcares (glucosa, fructosa), textiles (algunos tejidos de lana, hilados y tejidos de fibras sintéticas, ropa de algodón, de lana, pelo fino y de fibras sintéticas), y ciertos productos industriales (algunos tipos de refrigerador y secadoras entre otros).

2. Comercio de servicios: se mejoran las listas de compromisos específicos, en el sentido de que China asumió nuevos y/o mejores compromisos en aquellos sectores en que dichas mejoras habían sido otorgados previamente a Australia y a Corea del Sur, y que no estaban en el acuerdo de servicios original.

3. Comercio electrónico: el acuerdo incluye un nuevo capítulo al acuerdo en estas materias, con obligaciones sobre el marco que rige para las transacciones electrónicas, la autentificación electrónica, la protección al consumidor en línea y un marco de protección a la información personal.

4. Reglas de origen: se adoptaron nuevas medidas que apuntan a la facilitación del comercio en temas de devolución de derechos, excepciones al certificado de origen y formato de certificado de origen.

5. Procedimientos aduaneros y facilitación de comercio: el acuerdo original no incluía un capítulo de facilitación de comercio propiamente tal. Ahora se establecen disciplinas que tienen por finalidad que las operaciones de exportación se hacen más expeditas, donde las preferencias arancelarias acordadas se puedan aplicar correctamente.

6. Cooperación técnica y económica: involucra artículos de cooperación en agricultura, protección de los intereses y derechos de los consumidores financieros; cooperación en pagos transfronterizos y asuntos de supervisión; cadenas globales de valor; y compras Públicas.

7. Reglas relativas al comercio: se acordaron los subcapítulos de competencia, comercio y medioambiente.

Sigue adelante el TPP

En la cumbre de Da Nang, 20 de los 21 países miembros de APEC (excepto Estados Unidos) acordaron seguir adelante con el proceso de aprobación del Acuerdo Trans Pacífico (TPP por sus siglas en inglés), no obstante que Canadá pidió un plazo adicional para estudiar el alcance de éste. El objetivo del TPP es crear una zona de libre comercio de mayor alcance, que abarque el intercambio de bienes físicos, servicios y capitales.

El Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) es un acuerdo multilateral creado en 1989, con el fin de consolidar el crecimiento y la prosperidad de los países ribereños del Pacífico. Trata temas relacionados con el intercambio comercial, coordinación económica y cooperación entre sus integrantes y tiene como objetivo establecer una zona de libre comercio entre las 21 economías miembros para el año 2020.

El APEC está formado por Australia, Brunei, Canadá, Chile, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Filipinas, Hong Kong, Indonesia, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Rusia, Singapur, Taipei, Tailandia y Vietnam.

La organización representa el 59 % del PIB mundial, el 49 % del comercio global y abarca un mercado integrado de 2.850 millones de habitantes.

Recomienda este artículo
  • gplus
  • pinterest

Sobre el Autor

Editor Política & Economía